×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Encabezados por un delegado de la planta que denuncia maniobras fraudulentas para eliminar a la oposición, la directiva de Uatre fue expulsada por los trabajadores del empaque cuando se dirigía a una reunión con la patronal.

Sábado 25 de abril de 2020 | 16:37
Trabajadores protestan contra UATRE - YouTube

El Secretario General de la UATRE de Tucumán, Ricardo “Remache” Ferreyra fue expulsado junto al titular de la Uatre de Tafi Viejo, Christian Chavez, por el repudio general de los trabajadores de la empresa FEM, un empaque del citrus.

El repudio fue encabezado por el delegado opositor, Carlos Medina, quien denuncia a la directiva de coimeros y cuenta que las elecciones pasadas eliminaron de los padrones electorales a 300 trabajadores de ese empaque para anular a la oposición, desde entonces los dejaron sin obra social a modo de castigo.

Recordemos que una de las primeras seccionales que pasó a la oposición fue la de J.B. Alberdi. En 2018 esta seccional, en ese momento bajo la conducción de Dalinda Sánchez, fue atacada a tiros por una camioneta de la Uatre. Uno de los atacantes fue fotografiado con un arma en la mano.

“Ayer el señor Enrique Ledesma que es delegado provincial de UATRE, junto a su hijo y el Delegado Comunal de la localidad de El Chañar Ricardo Ferreira, en una camioneta del gremio hicieron tiros frente a la seccional en la ciudad de Juan Bautista Alberdi”, denunciaba en ese entonces. Hoy Ricardo Ferreyra está a la cabeza de la delegación provincial.

Unos meses mas tarde Dalinda Sanchez fue expulsada de la Uatre por un Congreso Nacional Extraordinario, tras lo cual se organizaron nuevas elecciones sin oposición y que dieron por ganadora a una lista alienada con el oficialismo.

Las maniobras que denuncia el delegado del empaque FEM tienen este origen, pero la bronca que expresan los trabajadores que salieron a apoyar la expulsión de los burócratas de la Uatre nace del hartazgo con una dirigencia gremial completamente alineada con las patronales del campo y la industria. Cómplice de la precarización laboral extrema y el total avasallamiento a los derechos laborales más elementales, como se vio con el maltrato a los miles de golondrinas varados en el sur del país, las pésimas condiciones de higiene y seguridad en las cosechas, como denunciaron los trabajadores de La Asturiana o en importantes fábricas como Citrusvil.

Te puede interesar: La odisea de los trabajadores golondrina para volver a sus casas

La cosecha y la zafra del limón han sido consideradas actividades esenciales y no han pasado por la cuarentena. Sin embargo, a los trabajadores el gobierno de Manzur, las patronales y el sindicato, los explotan como material descartable en una de las actividades con mayores niveles de trabajo en negro y a destajo. Lo único esencial para ellos son sus ganancias. Pero esas ganancias salen del trabajo de miles de cosecheros, trabajadores de los empaques y de las fábricas.

Es necesario hacer pesar la fuerza de quienes ponen en movimiento esta poderosa industria organizando en cada lugar de trabajo “comisiones de higiene y seguridad” formadas por trabajadores de todos los sectores, que verifique y haga cumplir a las patronales con todas las garantías de salubridad para los trabajadores, empezando por las licencias pagas para quienes parte de la población de riesgo, pero además que se garanticen medidas como el distanciamiento, la provisión de elementos de seguridad e higiene adecuados, control de temperaturas, testeos y servicio médico en cada lugar de trabajo.

Te puede interesar: Paro en citrusvil: por desidia patronal ahora hay obreros con síntomas de contagio




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias