×
×
Red Internacional

En los últimos días Horacio Rodríguez Larreta apuntó contra el derecho a la indemnización. Pero también quiere extender las pasantías juveniles obligatorias, mano de obra barata para las empresas. Tolosa Paz y Santoro no le pierden el paso en sus planes de empleo joven y precario.

Viernes 24 de septiembre | 12:11

Esta semana, el Jefe de Gobierno porteño Rodríguez Larreta presentó el “Plan de Futuro”. El proyecto aborda distintas áreas (“bienestar general”, seguridad), pero entre sus puntos clave están “educación y trabajo”. El atrayente slogan es “generar condiciones para los sectores más estratégicos de la economía con el objetivo de crear puestos de empleo formales y de calidad”. ¿Pero qué significa en concreto?

Rodríguez Larreta repitió un viejo plan de la gestión Cambiemos que generó debates en la comunidad educativa: que los estudiantes del último año de secundaria hagan pasantías obligatorias “en el sector privado, una ONG “o en el Teatro San Martín si tienen una veta artística”.

El líder de Juntos no aclaró si las mismas serán gratuitas o tendrán un “incentivo económico”, ya que rige una Ley nacional en relación a las pasantías.

Su socia, María Eugenia Vidal, también se le ocurrieron banda de ideas para ofrecer mano de obra barata juvenil. Primero propuso “promover prácticas profesionales formativas en puestos de trabajo y beneficios fiscales a quienes contratan titulares hasta 29 años del Potenciar Trabajo, hay que reconvertir planes por trabajo genuino". Todo con sueldos bajísimos ya que toma como referencia los “salarios complementarios” que pagan los programas sociales.

Otra de sus propuestas es la eximición del pago del monotributo por un año para jóvenes profesionales de hasta 29 años que son “independientes”. En realidad, un aliento al fraude laboral que practican cada vez más empresas.

Milei y Espert siempre están un poco más a la derecha. Cualquier ley laboral es un estorbo para la “libertad” de los empresarios para explotar hasta la última gota de sudor a la juventud. Por eso su ex presidente preferido es Carlos Menem y la reforma laboral es una de sus principales propuestas de campaña.

¿Y por Casa (Rosada) como andamos?

La realidad es que en este punto casi no hay diferencias entre Juntos y el Frente de Todos.

Como decíamos ya en campaña, Alberto Fernández le robó el Power Point a Mauricio Macri proponiendo un plan de “Primer empleo” que no tenía prácticamente diferencias. Quizás la única es que Fernández lo puso en marcha en plena campaña. Fue tras conocer una encuesta de una consulta muy ligada al peronismo que reconocía que “el 73,5% de las personas entre 16 y 29 años cree que el Frente de Todos ha acompañado “poco o nada” a los jóvenes en materia laboral y educativa”.

Entonces lanzó el plan Te sumo. A pesar de haber sido anunciado con bombos y platillos en una fábrica de Almirante Brown, es un plan para solo 50 mil jóvenes, de entre 18 y 24 años, que tengan secundario completo, para que ingresen a empresas PyME. En el caso de las “capacitaciones”, los jóvenes deberán hacer una contraprestación de 4 horas diarias. En el caso de los puestos de trabajo, correrán las horas habituales.

El Estado se hará cargo de gran parte de los salarios de 50 mil jóvenes y la reducción de las contribuciones patronales alcanzará a un 95% del total en caso de mujeres y personas no binarias, y será del 90% para los varones. Varios funcionarios aseguraron que en algunos casos el aporte estatal llegará a cubrir el 75% del salario durante un año.

Según reconocieron desde el Gobierno, las contraprestaciones tienen un monto similar al Potenciar Trabajo, y en el caso de quienes realicen “las horas habituales”, cobrarán un monto similar al Salario Mínimo (hoy en 30 mil pesos). Una miseria.

¿Indemnización? En realidad, cuando se te acaba el programa te pueden contratar formalmente o quedar en la calle. Ni “fondo de cese laboral”. Cuando se enteró Lousteau se deprimió: lo corrieron por derecha en esta.

En la presentación una de las principales oradoras fue Victoria Tolosa Paz, candidata bonaerense a diputada por el Frente de Todos. Pero el programa, de alcance nacional, fue reivindicado también por Leandro Santoro, candidato porteño.

La pregunta obligada es: ¿cuáles son las diferencias sustanciales entre las propuestas entre Juntos y el Frente de Todos?

Como decíamos, están “Todos Juntos” por la precarización juvenil.

Como si no les alcanzara la que ya hay. Según nuestro Observatorio de les trabajadores en la Pandemia, 3 de cada 10 jóvenes están desocupados, lo que impacta mucho más en las mujeres. Pero además, el 63 % trabaja en la informalidad. Además, tienen el bolsillo perforado: el promedio salarial para los menores de 24 años es de $22.687, pero en el caso de les informales es de $14.568. Las pibas también cobran menos.

Solo el Frente de Izquierda Unidad plantea propuestas para enfrentar esos planes. Exige conectividad gratuita y becas para que puedan terminar sus estudios. Trabajo con plenos derechos, lo que significa la efectivizacion y el pase a planta para quienes están tercerizados, contratados, en programas sociales o facturan monotributo. Para eso plantea reducir la jornada laboral y repartir las horas disponibles, con un salario que cubra la canasta familiar.

Hay que rechazar además el intento de la derecha de atacar más derechos laborales, como eliminar la indemnización. Para eso la izquierda le exige a las conducciones de la CGT y la CTA que convoquen asambleas y un plan de lucha para enfrentar cualquier “reforma laboral” y recuperar los derechos perdidos en las últimas décadas.

La única rebelión contra la precarización juvenil es por izquierda.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias