LA IZQUIERDA ANTE LA CRISIS NACIONAL

La izquierda propone tres medidas urgentes para enfrentar el robo de los banqueros y los grandes empresarios

Terminar con los tarifazos y volver a los valores de 2016. Por cada punto de inflación, un punto de aumento salarial. Tomar toda empresa que suspenda o despida para garantizar los puestos de trabajo. Las centrales sindicales tienen que movilizarse de manera inmediata por estos puntos. Es necesario un paro nacional activo de 36 horas.

Martes 13 de agosto | 12:07

1. Terminar con los tarifazos y volver a los valores de 2016

En estos casi cuatro años de macrismo hay tarifas que subieron hasta 3700 %. Con la nueva suba del dólar van a volver a subir. El pueblo trabajador no puede seguir pagando esta crisis.

Las tarifas tienen que volver a sus valores de 2016. Hay que terminar con este robo al bolsillo de las mayorías populares. Un robo del que se benefician los grandes empresarios amigos del poder, como Mindlin o Caputo. ¡Que sean ellos los que paguen esta crisis!

2.Por cada punto de suba de precios, un punto de aumento salarial

Con la nueva devaluación los salarios de la clase trabajadora seguirán hundiéndose. Mientras los grandes empresarios y los sojeros hacen negocios millonarios, el poder adquisitivo de las familias obreras cae.

Hay que imponer que el salario aumente con la inflación. Por cada punto de suba de precios tiene que haber un punto de suba en los sueldos. Ningún trabajador, jubilado o pensionado tiene que cobrar menos de lo que cuesta la canasta familiar actualizada.

3. Tomar cada empresa que cierra o despida. No se puede perder ningún puesto de trabajo

Es urgente garantizar los puestos de trabajo. Los empresarios ya empezaron a suspender. Los despidos van a venir enseguida si esta crisis sigue.

No se puede perder ningún puesto de trabajo. Los trabajadores y trabajadoras tienen que tomar toda empresa que cierra o despida. La crisis no puede caer sobre las espaldas del pueblo trabajador.

La izquierda propone estas medidas urgentes para enfrentar la crisis. La CGT, el moyanismo y las CTA tienen que llamar a movilizarse ya por estas y otras demandas. Es urgente un paro nacional activo de 36 horas y un plan de lucha para enfrentar la catástrofe que nos amenaza. No se puede dejar pasar un minuto más de tiempo. Cada minuto perdido es un puesto de trabajo menos.

Te puede interesar: Como no les gustó el resultado, hacen golpe de mercado contra el pueblo trabajador







Temas relacionados

#Despidos   /    Salario   /    Devaluación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO